Hay momentos en la vida en los que extrañas tanto algunas personas, que quisieras sacarlas de tus sueños y envolverlas en un abrazo.

Sueña lo que desees soñar; ve a donde desees ir; sí lo que deseas será, porque solamente tienes una vida una oportunidad para hacer las cosas que deseas hacer.

Ten la suficiente felicidad que te haga dulce, los suficientes tropiezos que te hagan fuerte, la suficiente tristeza que te haga humano y la suficiente esperanza que te haga feliz. Siempre ponte en los zapatos de otras personas. Si sientes que te duele, probablemente le dolerá a esa persona también. La mayoría de la gente feliz no necesariamente tiene lo mejor de cada cosa; ellos solamente toman lo mejor de las cosas que aparecen a lo largo de su camino. La felicidad existe para aquellos que lloran, aquellos que les duele, aquellos que han buscado, aquellos que han tropezado; porque solamente ellos pueden apreciar la importancia de las personas que han tocado sus vidas.

La vida comienza con una sonrisa, crece con un beso y termina con una lágrima. El futuro brillante estará basado siempre en un pasado olvidado; no puedes continuar con tu vida hasta que dejes escapar tus fracasos del pasado y los dolores de corazón. Recuerda que Cuando tu naciste, estabas llorando y todos alrededor tuyo estaban sonriendo. Vive tu vida de manera que cuando mueras seas tu quien está sonriendo y los demás quienes están llorando.

Si puedes, y quieres reenvía este mensaje:

a aquellos que significan algo para ti
a aquellos que han tocado tu vida de alguna u otra manera
a aquellos que te hacen sonreír cuando realmente lo necesitas
a aquellos que te hacen ver el lado brillante de las cosas cuando estás deprimido
a aquellos a quienes desees hacerles saber lo mucho que aprecias su amistad,
y para mi tu eres una de ellas....

Y si no lo quieres reenviar, no te preocupes, nada malo te sucederá. solamente te estarás perdiendo la oportunidad de iluminarle el día a alguien más. Apreciar la importancia de las personas que han tocado sus vidas.