Todos buscamos razones para vivir: la familia, los hijos, los
amigos, la novia o el novio, la esposa o el esposo, el trabajo, el
deporte... en fin,
diferentes cosas que nos parecen importantes en el desarrollo de
nuestros momentos de felicidad; pero, ¿será una razón correcta?. Te
daré un consejo: Nunca busques en aquellas una razón ya que todas
aquellas cosas o personas algún día te decepcionaran; algún día esas
cosas o personas se irán y volverás a quedar solo o sola... buscando
más razones; tú eres una razón, eres ese ser con capacidades y
actitudes diferentes a todos, tienes el don de Dios y su voluntad
puesta ante el mundo para que puedas ser feliz y tener la verdadera
razón de tu existencia... ser una criatura creada a imagen y
semejanza de Dios, puesta aquí en la tierra para cumplir su voluntad
y adorarle por todo lo que El ha hecho, y sigue haciendo cada día
por ti.

Siempre piensa en Dios, Él te ama y te da un nuevo sol cada día
junto a una nueva esperanza, cada amanecer no es igual a otro, cada
noche no es igual a otra, las estrellas de este universo no cambian,
pero tú sigues siendo el mismo(a). Créeme, Dios te ha dado su amor y
su esperanza, su fe y su carácter dándose a conocer desde las cosas
más pequeñas de su hechura con el fin de que cada hombre y mujer vea
a través de esas pequeñas cosas su majestad y omnipotencia, su
esperanza derramada y el optimismo en cada corazón.

Si necesitas una razón para vivir piensa... ¡tú eres la razón! y
nada más será realmente importante si decides mirar a ese Dios que
te hará conocer el camino que debes tomar y cómo lo debes tomar, no
con liturgias y dogmas sino con esa sabiduría que aprenderás en la
medida en que le
conozcas por medio de la humildad, la oración, la fe y la lectura
constante de su Palabra; pero no olvides, tu fuiste una razón para
Dios antes
de la fundación del mundo y el universo, ahora déjale y permítele
que Él sea una razón para ti.

Él todavía sigue creyendo en ti, en tus capacidades, en tu talento,
en cada cosa que te dio para disfrutar las razones de las que
hablamos anteriormente. Espero que tengas una buena razón para
vivir y nunca te canses, porque en el cielo hay un Dios y en la
tierra tienes un amigo, que sigue creyendo en ti...
Dios te bendiga y te guarde llenándote de la sabiduría que desciende
de lo alto.

"Mi ardiente anhelo y esperanza es que en nada seré avergonzado,
sino que con toda libertad, ya sea que yo viva o muera, ahora como
siempre, Cristo será exaltado en mi cuerpo. Porque para mí el vivir
es Cristo y el morir es ganancia. Ahora bien, si seguir viviendo en
este mundo , representa para mí un trabajo fructífero, ¿qué
escogeré? ¡No lo sé! Me siento presionado por dos posibilidades:
deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor, pero por el
bien de ustedes es preferible que yo permanezca en este mundo.
Convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos
ustedes para contribuir a su jubiloso avance en la fe. Así, cuando
yo vuelva, su satisfacción en Cristo Jesús abundará por causa mía"
Filipenses 1:20-26.

Gran Miembro Yeshua